Recursos educativos

Leyenda corta las animas de los revolucionarios

En Parras Coahuila, pequeño pueblo de este estado norteño, fue parte de la guerra de revolución que se libró en la república mexicana muchas décadas atrás, aun ahora quedan vestigios de las batallas sangrientas que se libraban en dicho sitio, pero algo más quedo, y fueron las animas de los revolucionarios que murieron en combate en el lugar.

Como si de una de esas leyendas cortas se tratara, en determinadas noches del mes de abril, los habitantes de dicha región, escuchan el andar de jinetes y de cañones y balas como si de una batalla campal se tratara, esto ha sido escuchado por muchas personas, por lo que el fenómeno en realidad existe.

Leyenda corta las animas de los revolucionarios

En un caso en especial Norberto García, un amante de lo extraordinario, acompañado de dos amigos que le hacían compañía y que le grababan y le ayudaban con las luces, se adentraron al campo al escuchar dichos gritos de dolor, de personas mutiladas por las balas y los cañones de dicha batalla, y aunque sabían a lo que iban, en ningún momento tuvieron temor.

Eso fue hasta que llegaron a dicho lugar, en donde cientos de personas se escuchaban caminar, el murmullo de las pláticas de las almas en pena, y claro en cuanto empezó el combate, el cruzar de las balas y los cañones, todo se escuchaba, pero nada se veía, hasta que, al llegar a cierta hora de la madrugada, todo cambio.

Las personas se empezaron a materializar, a la luz de la luna, tan solo las caras cadavéricas de los soldados al caer, se veían, todo había quedado en el video, si no es porque uno de ellos, al moverse de su escondite, se dio a notar, y fueron perseguidos por dichas animas de los revolucionarios, al otro día, cuando fueron a buscar el equipo, aunque estaba en el lugar, todo había sido borrado, algo que nunca se pudieron explicar.